3 agosto 2022 Azai Consultores

La cultura que necesitamos para regenerar el mundo

La crisis global que vivimos hoy ha sido anunciada durante décadas por líderes mundiales de la ciencia, la investigación y la academia; no obstante, aún no hemos logrado transformar las lógicas en las que vivimos y cómo nos relacionamos con nuestro entorno. 

Los límites planetarios nos respiran en la nuca y aún así, no hemos podido resolver los retos más grandes de la humanidad. Pareciera que no hemos escuchado con atención los llamados de nuestra tierra, ¿Qué nos pasa? ¿qué estamos esperando? ¿en dónde está la acción por el cambio para generar verdaderas transformaciones?

Quizás aún sean muchas las personas que ven el tema como un fenómeno lejano que le corresponde a otros: a políticos, activistas o a personas con gran poder adquisitivo. Lo cierto es que esta crisis no solo nos afecta a todxs sino que tenemos la obligación de asumir un rol activo y decisivo para evitar el desastre. Compartimos una responsabilidad que nos impulsa a revisar qué y cómo estamos desarrollando negocios, cómo son nuestros hábitos de consumo, cómo gestionamos nuestros desechos, a quién o a qué afectamos con nuestras acciones diarias, en suma, cuáles son esos comportamientos que debemos transformar para garantizar la vida en el planeta.

Desde Azaí hemos profundizado en la cultura regenerativa como un enfoque a través del cual entendemos que los seres humanos hacemos parte de un ecosistema, así como lo forman los cuerpos de agua o las diferentes especies de animales. Todxs somos parte de un todo. Y al estar enmarcados en este ámbito relacional, las acciones individuales afectan de una u otra forma a los demás. Entonces, ¿cómo es posible sobrevivir en armonía con el entorno? Ahí está el reto.

¿Cómo profundizar en este entendimiento? ¿Cómo propiciar una transición que desde el comportamiento permita generar esta armonía? ¿Cuáles son las redes de colaboración que debemos construir para nuestra supervivencia y para la de los demás? ¿Cómo deberían ser las transformaciones en términos de regulación y de políticas públicas para permitirnos actuar de una forma diferente?

La cultura regenerativa nos invita a reflexionar sobre los sistemas a los que pertenecemos, a entenderlos, y a imaginarnos nuevas formas de hacer las cosas. Los sistemas de transporte, la forma en la que nos alimentamos, el tipo de energía que utilizamos o los sistemas de gobierno. Acá entra todo.

“El todo es algo más que la suma de sus partes”. Nunca antes esta afirmación había sido tan poderosa y tan clara. Y es que las partes no sólo están, sino que deben regularse, dialogar y generar una sincronía para su funcionamiento. Y si la naturaleza lo hace de una forma tan sabia, ¿por qué no la hemos escuchado más? ¿Por qué no nos hemos permitido entender sus ritmos y sus ciclos, de forma que todos podamos tener un mejor porvenir en el mundo que habitamos? 

Si se animan a reflexionar acerca de la cultura regenerativa con nosotros, ¡hablemos! Todavía nos queda mucho por aprender, por entender y por crear.

 BONUS: Si quieren leer más acerca de Cultura Regenerativa les recomendamos el libro «Diseñando Culturas Regenerativas» de Daniel Christian Wahl

 

, , ,
Easysoftonic