6 junio 2022 Azai Consultores

Voluntariado

Desde organizaciones sociales y voluntariado corporativo

“El voluntariado es un fenómeno social complejo que significa cosas diferentes para diferentes personas”. Este es uno de los apartados iniciales del último informe de voluntariado en el mundo, emitido por el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas. Pero definitivamente va mucho más allá: el voluntariado más allá de ser un fenómeno social se convierte en un estilo de vida para las personas que de una u otra forma aportan tiempo, experiencia, talento o conocimiento para el bienestar de los demás. Es una práctica que en tiempos difíciles (como la pandemia por COVID-19), permite evidenciar la capacidad de empatía y de servicio de los seres humanos. 

Informe sobre el voluntariado en el mundo 2022 - UNVOLUNTEERS

Y fue este último acontecimiento mundial lo que transformó los comportamientos y de cierta manera, también obligó a un cambio de las acciones voluntarias: aceleró la transición hacia acciones digitales, manteniendo un fuerte enfoque en la educación y en el acompañamiento de personas; promovió las alianzas público – privadas e interempresariales; y fue un catalizador para promover la innovación social (tal como lo mencionan tanto Naciones Unidas como la Red Voluntare de España).

La gestión de las personas voluntarias, de su tiempo y dedicación, es un llamado a las organizaciones encargadas de la gestión del voluntariado a ser más ágiles, más pertinentes, a gestionar al talento que las acompaña y a medir el aporte que realizan los voluntarios en los diferentes campos en los que intervienen. El informe de Naciones Unidas de 2022 resalta la importancia de generar inversiones en la recopilación de datos alrededor de las acciones de voluntariado en el mundo, de forma que su aporte al bienestar y al desarrollo de las personas y las comunidades pueda evidenciarse de una forma mucho más fuerte. Tener una mejor información permitirá identificar aspectos fundamentales como las necesidades formación de los voluntarios, las herramientas que necesitan para desarrollar sus acciones o la definición de políticas públicas que soporten la fuerza voluntaria como uno de los motores esenciales del desarrollo.

Y para cerrar, una cifra: 6.5% de las personas que tienen edad para trabajar en el mundo, participan del voluntariado formal o a través de una organización. Sin embargo, las acciones de voluntariado informal muy seguramente pueden duplicar este número.

Easysoftonic